Euler Hermes obtuvo un beneficio neto hasta marzo de 65,6 millones de euros, lo que supone un descenso del 65,6% respecto a los 111,5 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la entidad. El beneficio operativo cayó un 58,2%, hasta los 74,4 millones de euros, y la cifra de negocio a tipo constante aumentó un 5,4%, hasta los 527,1 millones de euros. El ratio combinado creció en el primer trimestre hasta alcanzar el 83,1% frente al 67% del mismo periodo del año pasado, mientras que los fondos propios ascendían en el primer trimestre hasta los 2.063 millones de euros. El ratio de siniestralidad neta aumentó en 15 puntos porcentuales, hasta 62,9% por el aumento en un 7% de los siniestros en el primer trimestre, hasta alcanzar el 65,2%. Las principales área afectadas por los incrementos de los siniestros fueron Norteamérica y Europa del Sur.