El euro-dólar nos deja una desplazamiento en forma de cuña alcista marcada en negro. Ahora vemos como ha roto la directriz alcista por la parte baja y se encuentra siguiendo la directriz bajista en verde.

Por arriba, apreciamos una resistencia en los 1,433 dólares. El primer suelo en torno a los 1,4102 dólares y el siguiente nivel de control lo tenemos en torno a los 1,4053 dólares.

Estrategia: Esperar para ver si se frena e inicia un rebote.