Esther Koplowitz elevó su participación en el grupo de construcción y servicios FCC hasta el 44,04% desde el 38,5% anterior tras adquirir las acciones que tenía Ibersuizas por 381,5 millones de euros. La operación se ha realizado a través de B-1998, sociedad instrumental controlada por la empresaria y titular del 52,483% de FCC. Esta operación se acordó el pasado dia 24 y será efectiva el próximo día 30 de enero. Los 381,5 millones que Esther Koplowitz ha pagado por el 10,55% de B-1998, supone valorar la acción de FCC a 55,94 euros.
En concreto, Koplowitz ha comprado, a petición propia, la participación del 10,55% que Ibersuizas Holdings tenía en B-1998, a su vez equivalente a alrededor del 5,5% del grupo constructor. Así, la empresaria eleva desde el 73,3% hasta el 83,92% su participación en el capital de B-1998 y se refuerza como primera accionista de esta firma y, por ende, de FCC, donde tendrá el 44,04%. Esther Koplowitz ha comprado a Ibersuizas sus acciones de FCC a 55,94 euros por título, precio que arroja una prima del 8,3% respecto al de 51,65 euros por acción al que el grupo cerró el pasado viernes en bolsa, y que supone valorar la compañía en unos 7.300 millones de euros. Como consecuencia de la operación, Ibersuizas abandonará el puesto que tenía en los consejos de B-1998 y de FCC, y que ocupaba su presidente Luis Chicharro. Además, se desvinculará también de los pactos parasociales suscritos por todos los socios de la sociedad de cartera. Ibersuizas estaba en FCC desde julio de 2004, cuando entró en el capital de B-1998 junto con la familia Peugeot, la familia Aguinaga y, posteriormente, también el grupo Faustino, coincidiendo con la salida de la francesa Veolia. Tras su salida, además de además de Koplowitz, completan el de esta sociedad de cartera la familia Peugeot, con un 5,73% de esta firma, equivalente al 3,3% de FCC; el grupo Faustino, con un 5,34% (un 2,8% en la constructora), y la familia Aguinaga, con un 5,01%, que supone un 2,62% de la constructora. Estos socios de Koplowitz en B-1998 han decidido continuar en la empresa, declinando la oferta de compra que la empresaria también les remitió, dada su "filosofía de inversores a largo plazo" y su "compromiso" con el desarrollo de la compañía, según indicaron en fuentes próximas a la empresaria. La empresaria destacó que en la medida que la operación se ha realizado a través de B-1998 no ha supuesto variación alguna en la distribución del capital de FCC, lo que, en su opinión, "muestra la garantía de estabilidad que supone para la compañía contar con un accionista de referencia como B-1998". Además de B-1998, el otro socio de referencia de FCC es Colonial, grupo inmobiliario controlado y presidido por Luis Portillo, que tiene un 15% directo en la compañía. La salida de Ibersuizas de FCC coincide con la nueva etapa que la compañía emprende tras nombrar primer ejecutivo del grupo a Baldomero Falcones, quien ejercerá los cargos de vicepresidente ejecutivo y consejero delegado, y con el diseño del nuevo plan estratégico de la compañía, previsto para el primer semestre de 2008.