El índice Dax debería reaccionar al alza de inmediato, en caso contrario tendríamos un primer síntoma de deterioro técnico.

En algunos casos, como Allianz, Deutsche Post o Basf parece que las cotizaciones ceden en zona de resistencia.

De momento conviene vigilar el nivel de los 12.600 puntos del futuro del DAX, perdido ese nivel habría una primera señal de debilidad.