Red Eléctrica rinde cuentas al mercado y lo hace con “un balance más que positivo”. ¿El motivo? “El estricto control en materia de costes así como el crecimiento de activos de transporte de la red que ha aportado a la compañía sinergias de economía de escala”, aseguró Esther Rituerto, directora general de administración y finanzas de Red Eléctrica.  
Tras los resultados publicados por Red eléctrica, que obtuvo un beneficio neto de 247,1 millones de euros en los nueve primeros meses del año, Esther Rituerto, directora general de administración y finanzas de Red Eléctrica, reconoce en Estrategias de Inversión que “el tercer trimestre ha sido muy positivo para la compañía pues ha permitido acumular un 14% de beneficios si se compara con la cifra del ejercicio anterior”.

En el ecuador de la temporada de resultados empresariales, las compañías, según los expertos, están publicando cuentas en línea con lo esperado aunque no todas consiguen aumentar sus beneficios en la coyuntura actual de crisis en la que la economía sigue inmersa. Pero ¿por qué Red Eléctrica sí lo ha conseguido? Rituerto reconoce que se trata de “una compañía regulada y estable”. “Llevamos un estricto control de nuestros costes, una parte muy importante en la gestión y también en el crecimiento”, explica.

La directora de administración y finanzas explica que el crecimiento de Red Eléctrica se basa en dos cosas. En primer lugar, “en el crecimiento de nuestros activos, estamos incrementando el servicio que damos al sistema eléctrico pues estamos introduciendo más activos de transporte en la red, lo que nos aporta sinergias de economía de escala y nos permite, con un control de costes adecuado, incrementar nuestros resultados”, apunta.

El reto: seguir incrementando las inversiones


Red eléctrica opta por seguir creciendo. Así lo reflejan las inversiones realizadas hasta septiembre por valor de 438,5 millones de euros, un 12% superior al año anterior. “Nosotros tenemos un mandato basado en el plan de infraestructuras, mandato que nos lleva a objetivizarlo en términos de objetivos de empresa de invertir 4.000 millones de euros en 5 años”, asegura Rituerto. Para el ejercicio 2009 -continúa- “llevamos 438 millones de euros de inversiones a septiembre, casi todas ellas se corresponden con inversiones en la red de transporte y aún esperamos un cuatro trimestre del año que nos permita acabar con una cifra que nos de un crecimiento de inversión del orden del 20% respecto al año anterior”. “Esperemos todavía algo de reto en la culminación de algunos proyectos que esperamos en el 4T”, señala.

Respecto al objetivo de la compañía para el último trimestre del año, Rituerto asegura que pretenden obtener un crecimiento medio de 15% tanto en los resultados como en el crecimiento del dividendo. Una política, la del pago de dividendos, que mantendrán y que seguirá estando acorde a los resultados de los próximos trimestres.