El responsable de UBS WM Research en España, Roberto Ruiz, aseguró que la economía española tiene una "probabilidad elevada", del 50% "o superior", de entrar "técnicamente" en una recesión a partir del segundo o tercer trimestre del presente ejercicio. Durante la presentación del 'Informe de perspectivas económicas de la economía española 2008-2009' de la entidad, Ruiz señaló que las medidas que pueda emprender la Administración Pública durante este año "probablemente no hagan nada" para evitar que se registren dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, porque tendrán un "efecto retardado". Sin embargo, sí se mostró confiado en que esas iniciativas "permitan tener tasas de crecimiento positivas" en 2009.
Según el informe elaborado por la entidad, la economía española crecerá un 1,3% en 2008, lo que supone 2,5 puntos menos que en 2007 (3,8%) y 1 punto menos que la última previsión del Ejecutivo (2,3%). Para 2009, UBS prevé un crecimiento del 1%, tasa que se situaría 2,8 puntos por debajo del dato del pasado ejercicio y a 1,3 puntos de la previsión del Ejecutivo. Entre las causas que explican esta previsión, UBS apunta al "estancamiento" de la demanda interna, con un mínimo crecimiento del consumo familiar y la inversión no residencial, y un "fuerte" aumento del gasto e inversión pública que "apenas logrará compensar el desplome de la construcción de viviendas". Para UBS, el relevo de la construcción residencial vendría de la mano del sector exterior, ya que las exportaciones seguirían creciendo y la importaciones se reducirían "por la debilidad de la demanda interna". Los cambios serían poco significativos de cara a 2009, aunque UBS asegura que ya entonces el déficit público sí "limitará" la capacidad del Ejecutivo para introducir medidas que reactiven la economía. EL SECTOR RESIDENCIAL EXPERIMENTARÁ UNA CAÍDA DEL 30% Por lo que respecta a la construcción residencial, UBS calcula que se registrará una caída del sector del 30% hasta 2009 respecto al "pico del ciclo". En concreto, las previsiones de la entidad consideran "posible" que se inicien menos de 400.000 viviendas en 2008 y menos de 350.000 en 2009, y augura que la oferta continúe cayendo hasta 2010-2011 con un nivel estimado de 330.000 viviendas anuales. Con estas cifras, UBS calcula que se destruirán alrededor de 400.000 puestos de trabajo directos, que no se compensarían con la aceleración de la obra pública, que absorbería "menos de 100.000 empleos". Respecto al sector industrial, la entidad apunta a una "caída de la producción" y subraya el "declive" del segmento de los equipos de transporte, que se ha acelerado con la caída de las ventas de automóviles. Por su parte, el sector servicios, tanto público como privado, experimentará un crecimiento "sostenido" y una "fuerte" creación de puestos de trabajo gracias al dinamismo demográfico y al aumento del gasto público. LA TASA DE PARO LLEGARÁ AL 11,7% Respecto al mercado laboral, el estudio señala que la tasa de paro superará la barrera del 11% a partir del cuatro trimestre de 2008 y llegará a un máximo del 11,7% en el segundo trimestre de 2009 debido a la destrucción de empleo en la construcción y la industria, unido al aumento de la población activa. Con estos datos, UBS calcula que se producirá un "desplome" en los índices de confianza y un "estancamiento" del consumo en términos reales en 2008 y 2009, con la posibilidad de que se registre algún trimestre de crecimiento negativo. LA REBAJA DE 400 EUROS TENDRÁ UN IMPACTO "TEMPORAL" Respecto a los planes de estímulo de la economía española, Ruiz explicó que la rebaja fiscal de 400 euros tendrá un impacto "menor" y "temporal", que cifró en torno al 0,3% del PIB en los dos últimos trimestres de 2008 y que se reduciría hasta el 0,16% en el primer semestre de 2009 para, posteriormente, dejar de tener efecto en la economía. Para el responsable de UBS WM Research, las medidas emprendidas por el Ejecutivo van "en la dirección correcta", aunque señaló que pueden resultar "insuficientes". No obstante, subrayó la solidez del sector público como la "gran ventaja" de la economía española, y aseguró que su potencial de crecimiento es "superior" al de la 'zona euro'. Así, señaló que el crecimiento de la economía española, a largo plazo, se situará en torno al 2,5%, frente al 1,75% previsto para los Estados del'área euro'. Sin embargo, Ruiz calculó que, de prolongarse el ajuste del sector residencial, el PIB español todavía crecerá por debajo del 2% en 2010, tasa que podría aumentar en 2011 en función del comportamiento de este sector.