El mercado laboral español registra hasta mayo la peor evolución entre todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al haber incrementado su tasa de desempleo hasta el 9,9%, lo que supone un 1,8 puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior, el mayor repunte entre los estados miembros de la organización, y muy por encima del incremento de una décima registrado por la OCDE, según los datos publicados hoy por la organización.