Los problemas económicos por los que aún atraviesan España, Irlanda y Grecia es difícil que "hagan descarrilar la recuperación de la eurozona", ya que son países "demasiado pequeños", según un informe de Bank of America Merryl Linch, que espera, sin embargo, que se beneficien de la recuperación de sus socios comerciales y regresen a "un modesto crecimiento" en 2010. Los analistas de Bank of Amercia Merrul Linch destacan que los tres países en conjunto representan un escaso 16% de la zona euro y puntualiza que, aunque España supone un 11,6% del PIB de la zona euro, "tampoco es tan grande". Así, el informe señala que es probable que el "trío de la crisis" vaya a la zaga de la recuperación general de la eurozona. "Un ajuste fiscal y las consecuencias de un fracaso importante en el mercado inmobiliario de España e Irlanda tendrán un fuerte peso en los rezagados de la zona euro. Pero son economías pequeñas abiertas, que parece que van a beneficiarse de la recuperación de sus principales socios comerciales dentro y fuera de Europa", añade.