El Banco de España ha rebajado las previsiones necesarias para algunos créditos hipotecarios y ha aumentado las requeridas para los créditos al consumo, iha dicho hoy un portavoz del banco central, confirmando así la información publicada anteriormente por El País.  En España están aumentando rápidamente los préstamos impagados -con pagos vencidos más de tres meses- tras el fin del boom de la construcción. La morosidad en España, como porcentaje del total de créditos, aumentó al 4,5% en abril desde el 4,3% en marzo y el 4,2% de febrero.