Las ventas minoristas en España sufrieron en junio un retroceso interanual del 7,7%, lo que supone el mayor descenso entre los miembros de la eurozona y la segunda mayor caída entre los miembros de la Unión Europea (UE), sólo superada por Letonia, que registró un descenso del 8,3%, según los datos publicados hoy por la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat. El volumen de ventas minoristas en la eurozona registró en junio un descenso mensual de seis décimas, mientras que en términos interanuales el descenso fue de un 3,1%. Por su parte, entre los Veintisiete, las ventas minoristas bajaron un punto porcentual en junio respecto al mes anterior, mientras que en términos interanuales el descenso fue del 1,1%.
En términos interanuales, las ventas minoristas de "alimentos, bebidas y tabaco" disminuyeron un 4,4% en la zona euro y un 2,4% en el conjunto de la UE, mientras que el sector no alimentario registró un descenso del 2,2% y del 0,1%, respectivamente. En el conjunto de la UE, los mayores incrementos fueron observados en Rumania (+23,3%), Eslovenia (+5,7%) y Polonia (+5,2%), mientras que los descensos más acusados se registraron en Letonia (-8,3%), España (-7,7%) y Estonia (-7,2%). No obstante, la evolución mensual de las ventas minoristas muestra que los mayores incrementos se registraron en Rumania (+4,1%) y Suecia (+1,7%), mientras que los descensos más pronunciados se observaron en Austria (-4,1%), Lituania (-2,8%), Portugal (-2,3%) y Letonia (-2,2%), mientras que en España el recorte mensual fue de medio punto porcentual.