Los ministros de Exteriores de los 27 iniciarán el lunes las negociaciones del presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020.

España se convertirá por primera vez en contribuyente neto y su prioridad es minimizar su aportación a las arcas comunitarias, según han explicado fuentes diplomáticas.

España recibe unas ayudas netas de alrededor de 16.000 millones de euros, ya que aporta 74.625 millones de euros a las arcas comunitarias y recibe 90.446 millones. No obstante, en los últimos años del periodo ya se convierte en contribuyente neto, aunque con un saldo mínimo, según los datos del Gobierno.

El nivel de ayudas que reciban las regiones españolas será la clave que determine si la aportación española a las arcas de la UE es mínima o asciende ya a una suma considerable. Sólo Extremadura mantendrá el actual nivel de subvenciones porque sigue por debajo del 75% de la riqueza media comunitaria.