Las importaciones de tequila aumentaron más de un 33% en los cuatro primeros meses de 2010, hasta superar los 944.100 litros, y España se consolida como tercer comprador mundial de la bebida tradicional mexicana con cerca del 1,5% de la demanda global, sólo superado por Estados Unidos (60%) y Alemania (3,6%).

 Según datos del Consejo Regulador del Tequila , España fue donde más aumentó la demanda de este producto en el primer cuatrimestre del año de entre los principales países consumidores, y se acerca así a los registros máximos alcanzados en el mismo periodo de 2008, donde el mercado español compró a México 1,27 millones de litros de tequila.