España ha cerrado con éxito la colocación que tenía prevista para hoy, y ha emitido 2.998 millones en bonos a 3 años, prácticamente el máximo previsto, que era de entre 2.000 y 3.000 millones de euros.

El Tesoro ha adjudicado 2.999,8 millones de euros en la subasta de bonos a cinco años celebrada hoy. La rentabilidad ha subido con fuerza respecto a la última subasta del 4 de noviembre: de media hoy ha sido del 4,542%, frente al 3,576%, lo que supone pagar un 27,6% más.

La demanda ha superado la oferta, ya que estaba previsto adjudicar entre 2.000 y 3.000 millones, si bien se ha tenido que emitir a un tipo más elevado, el 4,59% frente al 3,601% de la anterior subasta.

Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego, comenta que la semana que venga la canciller alemana a nuestro país “también podrían volver los riesgos y la tensión para que España tome medidas”.

Por su parte, Alberto Roldán, del dpto. de renta variable de Inverseguros, dice que “España necesita fondos y recortar gastos y, este juego, para poder moverse en el corto plazo, es prioridad del gobierno español y no sé si al final la solución será el rescate o en un fuerte recorte presupuestario”.