España consumirá durante el año un 10% más de gas y redujo en el promedio de los cuatro primeros meses de 2008 al 33,42% su dependencia de las importaciones de este producto desde Argelia, frente al 34,4% registrado en el conjunto de 2007. El ligero descenso de la dependencia se produce a pesar de un repunte en abril en el que las importaciones de gas argelino llegaron a equivaler al 35,07% del total, según el último informe de supervisión de los abastecimientos de gas de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).