Todo Buen Trader se apoya en un Sistema para realizar su operativa. Por Sistema de Trading completo, entendemos en primer lugar un conjunto de reglas de Entrada y Salida de las posiciones, y después un ajuste del tamaño de las posiciones de las señales generadas por ese sistema, al perfil de riesgo del Trader.
Las reglas de Entrada y Salida de las posiciones, tanto por stopLoss, como por stopProfit, deben de estar claramente definidas en el sistema, y deberían arrojar una ventaja probabilística en el conjunto de la operativa del Trader. Para ello, simular el sistema antes de probarlo en mercado real, resulta de gran utilidad, y existen en la actualidad numerosos programas que permiten hacer este proceso de Backtesting. Escogeremos un tramo de mercado lo suficientemente representativo, y haremos correr las reglas de entrada y salida de nuestro sistema, para ver si es rentable. Los programas existentes permiten la Optimización de Parámetros, que nos aportará información acerca de qué valores utilizar en los imputs del sistema, para maximizar el resultado del mismo.

Las principales variables de un Sistema de Trading son el Porcentaje de Acierto (número de operaciones positivas sobre el total de operaciones), el ProfitLoss (relación entre la ganancia media del sistema y la pérdida media) y el Drawdown (importe de la mayor serie de pérdidas consecutivas arrojadas por el sistema). La relación entre las dos primeras variables, va a determinar la validez del sistema de Trading: Un sistema puede acertar mucho (70%), pero si en media, cada vez que falla pierde mucho más que cuando acierta (profitLoss bajo,) el sistema no será rentable. De la misma forma, un sistema puede tener un porcentaje de acierto bajo, pero esa circunstancia puede ser de sobra compensada si el valor de las operaciones ganadoras en media, es superior al de las perdedoras. La relación entre estas dos variables se muestra en el siguiente gráfico:




Es importante asimismo, que el Trader tenga una idea aproximada de cual ha sido el importe de la mayor serie de pérdidas consecutivas arrojadas por el sistema, y disponer de capital suficiente para soportarla en caso de que se pueda volver a producir.


No obstante, no hay que olvidar que el mercado es una realidad cambiante, y que por tanto un sistema que ha funcionado bien en el pasado, puede dejar de hacerlo al cambiar el mercado. Básicamente esto ocurre cuando el comportamiento de los precios varía de tendencial, a lateral o fase de congestión. Un sistema tendencial, dejará de ser rentable en una situación de mercado lateral y viceversa. Por tanto la intervención del Trader sigue siendo necesaria por muy automático que sea el sistema, no tanto para discrecionalmente seleccionar que operaciones hacer o no hacer, sino para tener la habilidad de conectar y desconectar el sistema, cuando el Trader perciba que cambia la fase de mercado.

Cualquier sistema es preferible a intentar comprar en máximos y vender en mínimos.


Vea el Decálogo del buen trader completo, pinchando aquí


--------------------------------------------------------------------------------

Isaac Sánchez, Day Trader independiente, especializado en operativa intradía con más de 7 años de experiencia como director del departamento de análisis de Cortal Consors.