Las cerca de 2.000 empresas españolas con presencia en el exterior mantendrán su posición en los mercados internacionales, impulsada en los años de bonanza económica, pese a la crisis, según un informe de la escuela de negocios ESADE. El informe, "La expansión de la multinacional española: estrategias y cambios organizativos", señala que la internacionalización que llevaron a cabo las empresas españolas -tanto multinacionales como compañías medianas- entre los años 1998 y 2007, les ha permitido disponer de la buena posición que tienen actualmente. Sin embargo, el informe alerta de que con la coyuntura económica actual no hubiese sido posible esta expansión, pues han "desaparecido" y actúan de "forma contractiva" los factores que impulsaron el crecimiento. En este sentido, factores como la oferta de financiación y de crédito bancario a costes bajos, así como la expansión de las actividades vinculadas a los sectores inmobiliario y de la construcción, se han reducido drásticamente con el panorama económico actual. El informe señala que en los próximos meses, la falta de recursos puede afectar a la solvencia de las empresas internacionalizadas, en mayor medida a las industriales que a las bancarias.