Una familia media de Madrid capital no puede comprar actualmente una vivienda nueva pese a que los precios acumulan un descenso del 13,7% en dos años, tras la caída del 7,9% en el último año (entre mayo de 2008 y mayo de 2009). Sólo una rebaja adicional del 20%, hasta el 33,7%, podría reactivar el mercado, según el último Informe del Mercado Resudencial y Corona Metropolitana de Aguirre Newman.
En el caso de la corona metropolitana, los precios aún crecen un 2,4%, si bien este repunte se debe, entre otras cosas, a que se han vendido los pisos más baratos y sólo quedan los más caros en el mercado, según explicaron durante la presentación del informe el director de Análisis e Investigación de Mercados de la consultora, Javier García-Mateo, y el analista de Mercado Senior, Pelayo Barroso.

Las últimas rebajas de tipos unidas a las caídas de precios han supuesto una rebaja media de la cuota hipotecaria de las familias madrileñas de entre el 33% y el 35%, pese a que bancos y cajas no han repercutido en su totalidad la caída del Euríbor, en especial los primeros, para maximizar sus beneficios y compensar los riesgos existentes.

Sin embargo, las familias madrileñas aún necesitan destinar un 40% de su renta bruta para comprar una vivienda, diez puntos por encima de lo recomendable (30%) y fuera de los márgenes que actualmente marca la política crediticia de la banca.

Sólo unos precios aún más asequibles permitirían reducir esa ratio, circunstancia que se deja ver en la progresiva flexibilización de los márgenes de negociación, que barajan rebajas de entre el 5% y el 20% sobre los valores de oferta y son mayores cuanto más avanzadas están las obras.

Ahora bien, más allá de los ejercicios teóricos, los promotores vienen asegurando que las rebajas no pueden superar el 20%, que es el límite que establece el crédito promotor. En este sentido, un recorte del 33,7% sería difícilmente asumible. Por ello, Aguirre Newman espera un progresivo incremento de las daciones de viviendas a la banca por parte de los promotores, como forma de liquidación de sus deudas.

ALQUILER CON OPCIÓN A COMPRA

La tabla de salvación de los promotores ha llegado a través del alquiler con opción a compra. Para el inquilino que quiere comprar supone una forma de diferir los gastos en la actual coyuntura, mientras que para el promotor permite garantizar en la mayoría de los casos una compra, con unas rentas de alquiler que suelen superar en un 15% ó 20% las del mercado y que le permiten cubrir sus obligaciones con las entidades financieras.

El 16,3% de las promociones que se encuentran en venta en Madrid capital se están ofreciendo en alquiler con opción a compra para conseguir "dinero rápido", mientras que este porcentaje no llegaba al 1% en 2006. Es previsible que esta tendencia se consolide durante el próximo año.

Con todo, la rentabilidad del alquiler sigue siendo muy baja (+3,71%) en España y los cambios legislativos para proteger al propietario e incentivar el mercado "se están retrasando", según Barroso. Por ello, desde Aguirre Newman se considera "urgente" acometer "cambios estructurales de fondo en el marco legislativo" para proteger a los propietarios y profesionalizar el mercado.

LA ACTIVIDAD SEGUIRÁ A LA BAJA

Por otro lado, el informe pone de manifiesto un descenso del 17% en la oferta inicial de viviendas en Madrid capital y del 13% en la corona metropolitana en el último año, hasta 17.266 viviendas, la menor cifra en los últimos cinco años, por el ajuste de la caída de la demanda. Además, la oferta seguirá cayendo a la vista de que los visados de obra nueva cayeron más de un 60% en los primeros meses del año.

En este contexto, el stock de viviendas alcanza las 4.932 viviendas en la capital (el 28,6% del total de la oferta inicial) y las 4.398 en la corona metropolitana (30,8%). En esta situación, García Mateo pronosticó que "no se iniciarán proyectos representativos" durante el próximo año en Madrid.