Reyal Urbis tiene abierto un nuevo proceso de negociación con las entidades financieras para reestructurar su deuda y "adaptar su plan de negocio a las circunstancias del mercado", indicó hoy el presidente y primer accionista de la inmobiliaria, Rafael Santamaría.
A cierre del primer trimestre del año Reyal soportaba un endeudamiento financiero neto de 4.914,25 millones de euros, frente al de 6.045 millones de un año antes.

Santamaría enmarcó esta nueva renegociación con los bancos en el "ejercicio de realismo" que la sociedad ha realizado "en dos frentes" ante la actual crisis.

Además de abrir esta nueva ronda negociadora con los bancos, el presidente de Reyal se refirió también a su decisión de "acercar sus productos al cliente, bajando los precios de venta y abordando una serie de medidas encaminadas a facilitar el acceso a la vivienda".

No obstante, durante su intervención ante la junta general de accionistas, Santamaría recordó que en 2008 el grupo logró reducir su endeudamiento en unos 1.200 millones de euros gracias a las ventas de suelos y promociones, y la contención de costes.

La asamblea de Reyal aprobó los puntos del orden del día entre los que destaca propuesta ya de bajar un 15% la retribución de su presidente y accionista de control, y de recortar en un 10% la de los 28 principales ejecutivos.

En la misma línea, dio 'luz verde' a la "congelación" de dietas de todos los miembros del consejo y a una rebaja del 25% de la retribución variable correspondiente a 2008.