La empresa química catalana ha comunicado a la CNMV un preacuerdo con los sindicatos, alcanzado a última hora de ayer, sobre las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) derivado del Plan de Mejora de la Eficiencia para el periodo 2006-2010. El preacuerdo alcanzado afecta a 241 puestos de trabajo, a los que deben añadirse otros 57 empleos como consecuencia del cierre de la fábrica de Sant Celoni el pasado mes de septiembre.