E.ON ganó 2.629 millones de euros hasta septiembre, un 59% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente, en el que generó unas ganancias de 6.399 millones, informó hoy la compañía en un comunicado.
El retroceso en los resultados obedece a menores extraordinarios en el periodo, debido a que durante los nueve primeros meses de 2005 se provisionaron las plusvalías derivadas de la venta de Viterra y Ruhrgas.