La eléctrica alemana E.ON reiteró el martes que espera obtener un resultado operativo ajustado plano y un menor beneficio neto ajustado para 2009. En una presentación a inversores publicada en su página web, la mayor utility alemana por capitalización bursátil dijo que espera que el beneficio después de impuestos ajustado a actividades no recurrentes caiga entre un 3% y un 5% interanual. En 2008, E.ON obtuvo un beneficio después de impuestos ajustado de unos 5.600 millones.