El grupo energético alemán E.ON podría recortar hasta 9.000 puestos de trabajo, alrededor del 10% de su plantilla en el Viejo Continente, según los calculos del sindicato Ver.di elaborados a raiz del plan de ahorro de costes de la compañía 'Actuar para ganar' con el que la 'utility' germana pretende ahorrar unos 1.500 millones de euros, según informa el diario 'Die Welt'. En concreto, los planes de E.ON contemplan la reducción de 6.000 puestos de trabajo en Europa y la transferencia de otros 3.000 trabajadores por la externalización de algunas operaciones del grupo.Fuentes de la compañía consultadas por Europa Press confirmaron la existencia de un plan para recortar gastos, aunque precisaron que "se encuentra en fase de validación" por lo que "todavía es pronto para hablar y no existen datos respecto a despidos".