El presidente de la compañía alemana de suministro energético E.ON, Wulf Bernotat, descartó hoy, de momento, adquirir acciones de la italiana Enel en su puja para hacerse con la eléctrica española Endesa.
En una conferencia telefónica con analistas e inversores, Bernotat aseguró que la compañía no ha comprado acciones de Enel hasta ahora y rechazó los rumores que han circulado en los mercados y los medios de comunicación en las últimas jornadas. El presidente de E.ON reiteró ante los analistas e inversores que no va a tomar ninguna decisión hasta conocer el número de acciones que logra en su oferta pública de adquisición (opa) sobre Endesa, como ya había dicho previamente en la rueda de prensa de presentación de resultados a los periodistas. E.ON dio a conocer una bajada en 2006 de los beneficios netos hasta 5.057 millones de euros (6.625 millones de dólares), un 31,7% menos que en el año anterior. La facturación de E.ON se incrementó el pasado año un 21%, hasta 67.760 millones de euros (88.766 millones de dólares), frente a las cifras de 2005. En un tono de cautela, Bernotat dejó abierta la puerta a una entrada en Enel, si bien hizo hincapié en que la compañía se esfuerza en "convencer a los accionistas de las ventajas de nuestra oferta" ya que "existe más que la posibilidad aritmética de lograr una participación mayoritaria en Endesa". La oferta de E.ON por Endesa, que asciende a 38,75 euros por acción o 41.000 millones de euros (53.710 millones de dólares), expira el 29 de marzo. El máximo responsable de E.ON afirmó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) les informará el 8 de abril del número total de acciones que habrán sido ofrecidas en el proceso de la opa. Hasta ahora, según Bernotat, un 1% de los accionistas de Endesa ha ofrecido sus títulos a la compañía alemana, algo que consideró usual en el momento actual de la oferta "ya que los accionistas normalmente se deciden al final del plazo de la oferta". El presidente de E.ON también mostró la disposición de la firma de conformarse con una participación minoritaria en Endesa y dijo que mantiene conversaciones con Acciona y con Caja Madrid. En el pasado, E.ON ya se reunió con la dirección del grupo constructor español para negociar pero no logró llegar a un acuerdo. De momento, Acciona tiene una participación del 21% en Endesa, Caja Madrid del 9,9% y Enel del 22%. El directivo alemán rehusó comentar a los analistas los planes alternativos de inversión en caso de que fracase su opa sobre Endesa y se limitó a decir que existen "numeros proyectos de inversión paralelos", como la prevista entrada en el mercado ruso de electricidad. El grupo alemán renunció ayer a suprimir el artículo 32 de los estatutos de Endesa, que limita al 10% los derechos políticos de cualquier accionista, como condición a su opa. Además, Bernotat propuso "crear un mercado energético principal en la Europa continental, compuesto por los países del Benelux, Austria, Suiza y Alemania, expandiéndolo paulatinamente a todo el mercado energético de la Unión Europea". "E.ON ha presentado a la Comisión Europea (CE) propuestas concretas sobre cooperación entre operadoras de sistemas de transmisión y el marco regulador necesario", según Bernotat. Añadió que "a la vista del proteccionismo de carácter político con que se ha enfocado la prevista absorción de Endesa por parte de E.ON, las acciones sobre la energía han de emprenderse a escala europea, no a escala nacional, de otro modo, Europa no será capaz de afrontar con éxitos retos como la seguridad del suministro y la protección del clima". En la bolsa de Fráncfort, las acciones de E.ON subían hacia las 15.00 horas GMT un 1,4%, hasta 98,04 euros.