La empresa Equipos Nucleares (ENSA) ha entregado al Instituto Alemán de Física Max-Planck el último módulo de los cinco que conforman el componente estructural soporte de un reactor de fusión denominado Wendelstein 7-X (W7-X), cuyo diseño y ensamblaje lleva a cabo el citado instituto en Greifswald (Alemania). El W7-X es el reactor de fusión del tipo 'stellarator' en construcción más grande del mundo y espera ser una alternativa como fuente de generación de energía en el futuro. De hecho, se prevé que dicho reactor pueda entrar en funcionamiento de modo experimental durante año 2014.