La compañía eléctrica italiana Enel espera cerrar la venta de la red de alta tensión de su filial española Endesa "en los próximos seis meses", lo que supone un retraso respecto a los planes iniciales de la multinacional, que el pasado mes de noviembre comunicó su intención de cerrar la transacción, valorada en unos mil millones de euros a finales de 2009 ó principios de 2010, según afirma el director financiero de Enel, Luigi Ferrari, en una entrevista concedida al diario 'Financial Times Deutschland'.