Endesa ha emprendido una revisión de su plan estratégico que espere tener concluida en "febrero o marzo" de 2010 y que coincide con una "reflexión" acerca de la actividad en energías renovables y de posibles desinversiones, anunció hoy el consejero delegado de la eléctrica, Andrea Brentan.
Durante una presentación con analistas, Brentan aseguró que la revisión "está empezando en estas semanas", y citó entre las posibles desinversiones no estratégicas la venta de la filial griega Endesa Hellas, que figura ya como 'activo no corriente mantenido para la venta' en el balance consolidado de la compañía.

El directivo puso énfasis en el aspecto "positivo" de que Endesa ya haya encontrado "estabilidad societaria", lo que le va a permitir "pensar más a medio y largo plazo e implementar el negocio". El anterior plan estratégico incluía inversiones de 13.500 millones hasta 2013.

Dentro del área de renovables, se ha iniciado "un periodo de reflexión con Enel acerca de la mejor configuración posible", al tiempo que se lanza "una segunda generación de proyectos y el análisis de sinergias" entre la eléctrica y su matriz italiana, indicó.

Como parte del análisis, Endesa y Enel también buscarán "la mejor configuración posible" para Eufer, la sociedad conjunta entre el grupo italiano y Unión Fenosa, que se encuentra en pleno proceso de fusión por absorción por parte de Gas Natural.

Al margen de la nueva estrategia, Endesa tendrá que vender a Red Eléctrica de España (REE) activos de alta tensión antes de mediados de 2010 para cumplir la nueva legislación. Sobre este aspecto, Brentan dijo que "el precio debe ser de mercado" y que debe quedar bien definido "el perímetro" de los activos, ya que hay algunos bienes de los que la eléctrica intentará no desprenderse dado "su servicio al cliente".

REDUCIR EL APALANCAMIENTO


Estas ventas, más otras de "participaciones minoritarias y no estratégicas", unidas al futuro cobro de partidas regulatorias pendientes por 5.474 millones, permitirán a Endesa recortar su apalancamiento, situado en la actualidad en el 109%, frente al 67% de finales de 2008.

Además, el grupo presidido por Borja Prado espera obtener sinergias por 436 millones durante 2009, por encima de los 397 millones del objetivo anterior. De esta partida, que incluye la incorporación de nuevos medidores digitales desarrollados por Enel, el 35% procederá de la distribución, frente al 34% de la generación.

Endesa ganó 2.263 millones de euros en el primer semestre, un 62,3% menos que en el mismo periodo de 2008, pero un 7,2% más si se descuenta el efecto de la venta de activos. La eléctrica cuenta con 38.839 megavatios (MW) instalados, 876 MW de ellos de energía renovable.

DIVIDENDO Y DEMANDA

Junto a esto, el consejo de administración prevé reformular la política de dividendos de la compañía, que hasta ahora, y como parte de los últimos movimientos societarios, contempla un 'pay out' del 50% y un reparto del 100% de las plusvalías.

Brentan no aludió a un posible aumento del 'free float' de Endesa, controlada en un 92% por Enel, pero recordó que la eléctrica italiana ha dicho que no se fusionará con Endesa, a la que mantendrá como "autónoma, con sede en Madrid y cotizada en la bolsa española".

Por otro lado, pronosticó que la demanda eléctrica cerrará este año con caídas de entre el 4% y el 4,5%, frente a los descensos de hasta el 10% en los primeros cuatro meses. "Hay un consenso acerca de que los niveles de demanda de antes de la crisis no se van a alcanzar antes de 2013, lo que me parece bastante razonable", añadió.