Continúa el impulso a la baja que comenzó a la altura de 21,90 y la acción comienza a testar el soporte clave de mercado situado en 20,06.

Pese a la amplitud de las últimas caídas, la acción no despierta el interés del mercado y el volumen de negocio decrece por debajo de la media (ver histograma inferior). A la vez, los osciladores vuelven a activar señales de venta (ver indicador MACD en ventana central) y las medias móviles de largo plazo se aproximan a activar un cruce a la baja.

En este contexto calificamos de peligrosa la actual situación técnica debido a que la pérdida de 20,06 dejaría al precio sin apoyo significativo hasta 18,55 y podríamos encontrarnos ante un posible techo de mercado. Por la parte superior, una recuperación de la directriz bajista secundaria que se encuentra en 21,23 aliviaría parte de la actual presión vendedora.


Endesa en gráfico diario