Endesa, junto a otras nueve empresas europeas del sector de la energía, competirá para convertirse en el inversor estratégico que cofinancie la construcción y explote una nueva central nuclear en Bulgaria, según la prensa del país. La italiana Enel, la checa CEZ, las alemanas E.ON y RWE, la francesa EDF, las suizas EGL y ATEL, la belga Electrabel y la búlgara Cumerio Med han manifestado también su deseo de adquirir el 49 por ciento de la central. El accionista mayoritario de esta nueva central será el Estado búlgaro.