Las acciones de la eléctrica española dejarán mañana de cotizar en la Bolsa de Nueva York, después de que el consejo de administración de la compañía decidiera a mediados de noviembre desvincularse de este mercado a la vista del escaso volumen de cotización de sus títulos en el parqué estadounidense. De hecho, tras la Oferta Pública de Adquisición (OPA) en la que Enel se hizo con el 67% de Endesa y Acciona con el 25%, el free float de la eléctrica correspondiente al mercado neoyorquino apenas representa el 0,3% del capital. Además, el volumen de negociación en la Bolsa de Nueva York en los últimos doce meses no superó ni siquiera el 1% del total negociado en todas las bolsas en las que cotiza la compañía.