Las acciones de Endesa, que abonará hoy a sus accionistas 6.200 millones de euros en concepto de dividendo a cuenta, perdían el 1,79 por ciento media hora después del comienzo de la sesión, lo que convertía a la eléctrica en la única cotizada con pérdidas. El pago fue acordado por el consejo de administración de la eléctrica el pasado 20 de febrero, el día anterior a que se conociera que Acciona vendía el 25 por ciento de Endesa a Enel. En cuanto al reparto, Enel percibirá unos 4.200 millones; Acciona, alrededor de 1.500 millones, y los accionistas minoritarios, que poseen algo menos del 8 por ciento del capital de la eléctrica, unos 500 millones.