El presidente de Enagás, Antonio Llardén, que accedió al cargo el pasado enero en sustitución de Antonio González-Adalid, presentará el próximo martes el nuevo plan estratégico de la compañía para el periodo 2007-2012, informó hoy la empresa.
El presidente de Enagás, Antonio Llardén, que accedió al cargo el pasado enero en sustitución de Antonio González-Adalid, presentará el próximo martes el nuevo plan estratégico de la compañía para el periodo 2007-2012, informó hoy la empresa. Según fuentes de Enagás consultadas por EFE, se trata de una actualización del plan estratégico 2006-2012, presentado en abril del año pasado, que preveía una inversión de 4.300 millones de euros y un incremento del beneficio de más del 11,5% anual. La revisión del plan estratégico se produce tras el cambio en la presidencia de la empresa y la modificación del marco regulador del sector gasista. El pasado mes de enero, Enagás decidió mantener el programa de inversiones a pesar de los cambios en el marco retributivo. La compañía, propietaria de la mayor parte de las infraestructuras gasistas, situó en 4.100 millones las inversiones previstas en el periodo 2007-2012. De los 4.300 millones previstos en el plan 2006-2012, se invirtieron 400 millones durante el pasado ejercicio, lo que dejaba una cifra de 3.900 millones para el resto del periodo. Sin embargo, a esa cantidad hay que sumarle 200 millones por la puesta al día de los presupuestos, lo que da una suma final de 4.100 millones. Aunque los cambios normativos no han modificado de momento los planes de inversión de Enagás, la compañía sí ha tenido que revisar los resultados del pasado ejercicio. El pasado 29 de marzo, la empresa comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el beneficio de 2006 quedaba fijado en 216,4 millones de euros, un 3,9% menos que el anunciado en enero. Después de análisis detallado de los cambios reguladores y sus efectos contables, Enagás decidió dotar una provisión por depreciación de activos por importe de 13,7 millones de euros, lo que ha supuso una disminución de su beneficio neto de 8,9 millones