Enagás espera que la demanda de gas en 2009 caerá un 10% con respecto al ejercicio anterior y prevé obtener un beneficio neto al final del ejercicio al menos un 8,6% superior a los 258,9 millones cuantificados en 2008, de modo que las ganancias superarán los 280 millones.
En una presentación para analistas, el presidente del gestor técnico de la red gasista, Antonio Llardén, explicó que la demanda de gas en los nueve primeros meses del año fue un 12,1% inferior a la del mismo periodo del ejercicio anterior.

"La demanda ha caído a causa de una menor actividad industrial en el país, pero el retroceso en los últimos tres meses ha sido sólo del 5,6%, lo que representa un signo positivo de recuperación", afirmó el presidente de Enagás.

"Creemos probable que el consumo de gas en España se recupere en los próximos meses, de forma que, aunque no se cierre el año con cifras positivas, el descenso se sitúe a fin de año en menos del 10%", añadió.

Por otro lado, el presidente de la compañía explicó que el ritmo de inversiones de Enagás "evoluciona de acuerdo con las previsiones". Tras haber dedicado 763 millones a esta partida hasta septiembre, el grupo espera cumplir su objetivo de invertir 900 millones en el conjunto de 2009.

Los ingresos regulados aumentarán más del 7,6% en 2009, los activos puestos en explotación alcanzarán un valor de 900 millones en el mismo periodo y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) crecerá "a doble dígito", afirmó Llardén.

Junto a esto, señaló que el grupo podría participar en "posibles adquisiciones de activos regulados de terceros que encajen con el 'core business'" del grupo. Recientemente, el grupo compró un 25% de la planta de regasificacion de Bilbao por 65 millones.