Un juzgado de Madrid ha ordenado el embargo preventivo de 7 fincas por un posible impago.
Una juez ha ordenando el embargo preventivo de 7 fincas de Nueva Rumasa en el contexto de una demanda interpuesta por la familia Radó en la que se acusa a la empresa propiedad de Ruiz Mateos de impago en una operación de venta de hoteles.
 
La empresa debería abonar al acreedor 1,2 millones de euros.