Electronic Arts (EA) registró en su segundo trimestre fiscal (julio-septiembre) unas pérdidas de 391 millones de dólares (260 millones de euros), lo que representa un incremento del 26% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando contabilizó unos 'números rojos' de 310 millones de dólares (206 millones de euros). El grupo de videojuegos registró un descenso de los ingresos trimestral del 11,8%, hasta 788 millones de dólares (525 millones de euros) y anunció a su vez que recortará 1.500 empleos como consecuencia de una reestructuración que será completada el 31 de marzo del ejercicio 2010 y que resultará en ahorros anuales de 100 millones de dólares (66 millones de euros).