La moneda china volvió a registrar hoy un nuevo máximo frente al dólar estadounidense y se colocó en 6,84 yuanes por dólar, aunque el Banco de China (BOC) declaró hoy que no es de esperar que se produzcan muchas más apreciaciones significativas. De acuerdo con el BOC, el banco central chino modificará su política de control de la inflación, especialmente durante el último trimestre del año, para no perjudicar a las exportaciones chinas. Los datos económicos de China del mes de junio, hechos públicos hoy por el departamento de aduanas, indican que las exportaciones cayeron con respecto a mayo 10 puntos porcentuales.