Las compañías aéreas han perdido hasta ahora, según los cálculos de la IATA, cerca de 1.700 millones de dólares como consecuencia de las restricciones aéreas por la nube de cenizas generada por el volcán islandés.

"Las cancelaciones de vuelos le han costado hasta ahora a las aerolíneas más de 1.700 millones de dólares y, lo que es peor, la crisis ha impactado al 29% de la aviación oficial y afectado a 1,2 millones de pasajeros", dijo hoy el director general de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Giovanni Bisignani, en una rueda de prensa en Berlín.