El vicepresidente y segundo accionista de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, Antonio Martín Criado, ha comprado el 0,33% del capital del Banco Popular a través de su grupo familiar Ailime. Una operación que se enmarcaría en el interés de Martín Criado por consolidar el Banco de Andalucía en el Popular.
Esta operación forma parte de la intención de Martín Criado y del presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, para consolidar el Banco de Andalucía, del que el Popular posee el 80% de las acciones, como un banco de "primera línea con raíces y sede en Andalucía". Para ello, el grupo tiene la intención de llegar al 1% de las acciones del Banco Popular. El Grupo Banco Popular consiguió en el primer semestre del año un beneficio atribuido de 612,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,4% respecto al mismo periodo de 2006. El Banco Popular cotiza con caídas del 0,37% hasta los 13,43 euros por acción.