El presidente del Tribunal de Cuentas, Manuel Núñez, lamentó hoy el retraso con el que se rinden las cuentas públicas, que en algunos casos incluso supera los plazos legales establecidos. A su juicio, estos "desfases" restan "trascendencia y relevancia" a la Declaración que emite el órgano que preside. Por ello, y para ganar también transparencia, propuso reducir los tiempos actuales de manera que, al analizar en el Parlamento el proyecto de Presupuestos de un determinado ejercicio se pueda disponer de la información de la ejecución del Presupuesto anterior.