El tráfico de pasajeros de Air France-KLM bajó un 6,4% en junio pese a haber realizado un recorte de de capacidad del 5%, según informó hoy la aerolínea franco-holandesa en un comunicado.  Mientras, el coeficiente de ocupación sigue siendo alto, un 80,3%, aunque ha bajado en 1,1 puntos porcentuales. El grupo transportó un total de 6,4 millones de pasajeros en junio, lo que supone un 7% menos.  El nivel de ingresos, como en meses precedentes, sigue siendo bajo, agrega el consorcio. Por zonas, Europa ha experimentado una reducción en el número de pasajeros del 6,8% con una disminución de capacidades del 3,9% y un coeficiente de ocupación del 72,8%, 2,3 puntos menos.