La necesidad neta de financiación del Tesoro Público se reducirá en 2010 en un 34,2% con respecto al año anterior, según la estrategia de financiación anual hecha pública hoy por el organismo dependiente del Ministerio de Economía. En total serán 76.800 millones de euros en nuevas emisiones netas, llegando a alcanzar el saldo vivo de la deuda en circulación los 553.500 millones de euros.