El Tesoro español ha pasado, y con nota, la última subasta de deuda. En concreto, adjudicó un total de 4.800 millones de euros - por encima de los 4500 esperados en bonos a 3 y 10 años. En esta última consiguió reducir el tipo de interés.  La prima de riesgo se relaja ligeramente hasta los 412 puntos básicos.
El Tesoro español ha logrado colocar 4.800 millones en títulos a 3 y a 10 años, por encima del máximo esperado, que eran 4.500 millones. En el caso de los bonos a 10 años, la demanda ha mejorado y la rentabilidad ha caído.

El bono a 3 años resultó en una rentabilidad media del 3,845% (en línea con lo cotizado ayer por el benchmark a 3 años desde el 3.774% anterior) y un ratio de cobertura de 1,6x . En total adjudicó 3900 millones, más de lo esperado. 

La rentabilidad media de la referencia a diez años - donde colocó 848 millones-  se situó en el 5,666% (5,80% esperada y 6,647% anterior) y un ratio de cobertura de 2,8x (2,4x en la subasta de agosto).

La prima de riesgo se situó en 416,1 (416,6 p.b. antes de la subasta), y el Ibex mantuvo la caída del -0,3% previo a la subasta.