El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el lunes modificaciones a su plan para reactivar al mercado de activos tóxicos que está afectando a las hojas de balance de los bancos, incluida una ampliación del plazo para las solicitudes y nuevas aclaraciones sobre el criterio para poder participar. La guía actualizada está destinada a posibles inversionistas y participantes en los "Activos Heredados" bajo el nuevo Programa de Inversión Público-Privada del Tesoro. Según la parte de "Activos Heredados" del programa de activos tóxicos, el Tesoro dispondrá inversiones compartidas que buscan dar apoyo al mercado de hipotecas heredadas y a los valores respaldados por activos que fueron originados antes del 2009. El Tesoro planea asociarse con administradores privados de inversiones para apoyar el mercado de esos valores.
El Tesoro había señalado inicialmente que daría su aprobación a hasta cinco administradoras de activos, pero el lunes sugirió que podría considerar una cifra mayor de administradoras para que participen del programa.

En un comunicado del 23 de marzo, el Tesoro había señalado que los administradores de fondos se precalificarán según varios criterios, los que incluyen la capacidad de recaudar capital y una experiencia demostrada en la inversión de las clases de activos elegibles, así como también el contar con un mínimo determinado de activos elegibles bajo administración.

Sin embargo, en documentos publicados el lunes, el Tesoro dejó en claro que las firmas que no cumplan con todos los criterios no serán necesariamente descalificadas. Agregó que está particularmente interesado en que participen en el programa empresas pequeñas que pertenezcan a minorías y mujeres.

Con el fin de acomodar a un mayor número de participantes, el Tesoro informó además que extendió el plazo para la presentación de solicitudes a través de correo electrónico hasta las 5 p.m. del viernes 24 de abril.