La subasta programada para hoy concluyó con la adjudicación de 4.500 millones de euros en bonos a cinco años. El importe coincide con el máximo previsto por el Tesoro. El interés se situó en el 2,842%, ligeramente por debajo del 2,854% de la subasta precedente.