De nuevo sube la rentabilidad en la subasta del Tesoro. Aunque sólo en el plazo más largo. El organismo ha conseguido colocar un total de 5.570 millones de euros en letras a seis y doce meses con una demanda ligeramente inferior a la de la última subasta.

Era la primera vez que el Tesoro juntaba la emisión de letras a seis y doce meses. Las previsiones no adelantaban ninguna sorpresa aunque sí, una ligera subida en la rentabilidad a pagar. Y así ha sido. El Tesoro ha captado un total de 5.570 millones de euros - en línea con el objetivo entre 4500-5.500 millones previsto - en deuda a corto plazo.

En concreto, el organismo ha captado un total de 2.550 millones en letras a seis meses.  La demanda ha superado la colocación por 2.9 veces , algo menos que las 3.8 veces de la anterior subasta, en tanto que la rentabilidad media se ha colocado en el 0.859% desde el 0.88% de la colocación previa.

En el caso de la colocación a doce meses, el total ha sido 3.020 millones de euros con un demanda de 2 veces, frente a las 2.2 veces de la anterior colocación, y con una rentabilidad media que sube hasta el 1.548%, desde el 1.472% anterior.

"Poco que añadir", sugiere José Luis Martínez, estratega de Citi en España. "La demanda sigue siendo elevada en papel a corto, cuando la tensión de mercado reciente es más visible en el 12 meses".