Las bolsas internacionales esperaban como agua en mayo la apertura del parqué estadounidense este lunes ya que, tras el problema crediticio de Dubai y las dos jornadas festivas en Wall Street, el mercado financiero mundial se sentía huérfano. Pero los datos mixtos de gastos navideños y el ISM empresarial de Nueva York no han sido suficientemente fuertes para luchar contra los vientos en contra que soplan desde los Emiratos Árabes. El Dow Jones ha abierto en rojo cayendo un 0,02% hasta los 10.308 puntos, el Nasdaq desciende un 0,09% y el S&P 500 un 0,01%.
En todo el mundo se ha celebrado que el banco central de Emiratos Árabes Unidos haya tendido una mano a las entidades locales e internacionales afectados por el impago de deudas de Dubai World a través de una línea de crédito. Y, aunque el caso Dubai habría pasado de largo por las entidades financieras estadounidenses, el viernes perdían fuelle, pero hoy los inversores ven más calmados el panorama e impulsan a los grandes bancos como Bank of America (+2,26%), Goldman Sachs (+0,62%), Citigroup (+0,74%) y JP Morgan (+1,59%) que se colocan en los primeros puestos del índice Dow Jones.

Si alguien esperaba que las primeras compras navideñas del Black Friday se convirtieran en la panacea de los problemas de gasto estadounidense, se habrán llevado un gran disgusto, ya que, si bien aumentó el número de personas que hicieron shopping este día (195 millones frente a los 172 millones del 2008), disminuyó el dinero que se gastaron (343,31 millones de dólares frente a los 372,57 millones del año anterior). Los norteamericanos son conscientes de que la economía de su país no está del todo saneada y sus bolsillos mucho menos, por lo que fueron a la caza de las gangas. Qué ningún americano se sorprenda si estas Navidades le regalan varias bufandas o velas… los regalos sofisticados, quizás para otro año.

Este lunes se ha conocido que la actividad industrial en la región de Nueva York siguió en aumento en el mes que estamos a punto de abandonar. El ISM no manufacturero de esta zona ascendió de los 60,8 puntos de octubre a los 62,9 de noviembre. Éste es el cuarto incremento continuado del índice, también acompañado por el empleo que subió de 45,7 puntos en octubre a 54,8 en noviembre.

En el apartado empresarial, un grupo de capital privado junto a el presidente ejecutivo de International Lease Finance Corporation estarían planteándose realizar una oferta por casi la mitad de la división de alquiler de aviones de AIG. Una operación que coordinaría Credit Suisse a través de una línea de crédito de 2.000 millones de dólares. Tras publicarse esta noticia, los accionistas de la matriz, AIG, corrían a vender sus participaciones haciendo descender al valor un 3,51%.

Todo esto en un comienzo de semana en el que las tensiones por los problemas de Dubai se van relajando y abriendo paso a la volatilidad.