La Sala Tercera de los contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha anulado un artículo del Real Decreto 1634/2006 sobre tarifas eléctricas de diciembre de 2007 en el que se fija una dotación máxima de 176 millones de euros que, vía tarifa eléctrica, debía ir destinada a sufragar durante ese ejercicio el plan de ahorro y eficiencia energética 2004-2012. Junto a esto, y también a petición de Iberdrola, ha anulado la disposición transitoria séptima del mismo decreto, en la que dejaba temporalmente sin derecho de cobro por garantía de potencia a las unidades de producción de energía nuclear, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de hoy.