La Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) se ha visto obligada a cerrar dos nuevos bancos regionales, lo que eleva el número de entidades quebradas en Estados Unidos en lo que va de año a 22 instituciones financieras. En concreto, el supervisor bancario de EEUU procedió el pasado viernes 26 de febrero al cierre de Rainier Pacific Bank, con sede en la localidad estadounidense de Tacoma (Washington), cuyos activos ascienden a 717,8 millones de dólares (530,7 millones de euros) y sus depósitos a 446,2 millones de dólares (330 millones de euros).