La Corporación Federal de Garantía de Depósitos de EEUU (FDIC) intervino el pasado viernes siete nuevas entidades bancarias, lo que eleva a 37 la cifra de bancos quebrados en lo que va de año y supone un ritmo más elevado incluso que en 2009, cuando la cifra de entidades intervenidas alcanzó los 140 bancos. En concreto, las entidades intervenidas fueron el State Bank of Aurora, First Lowndes Bank, Bank of Hiawassee, Appalachian Community Bank, Advanta Bank, Century Security Bank Duluth y el American National Bank Parma.