La Seguridad Social obtuvo un superávit de 11.797,05 millones de euros en los 6 primeros meses de 2009, lo que implica una caída de un 29,5% respecto al mismo período de 2008. Los ingresos por cotizaciones retroceden un 2,3% y la recaudación por cuotas de desempleados sigue disparada.

Este resultado fueconsecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 60.620,9 millones de euros, un 1,9% menos, y de unos pagos que sumaron 48.823,8 millones de euros, un 8,3% más que en el periodo enero-junio de 2008.

Trabajo explicó que los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe de 1.200 millones de euros, motivo por el que disminuye el superávit.

La caída del superávit de la Seguridad Social registrada en el primer semestre es superior a la de mayo, cuando el saldo positivo del sistema reflejó un retroceso del 26,6%. No obstante, el importe del supéravit de la Seguridad Social (11.797,05 millones de euros) supera en más de 1.000 millones de euros el obtenido en los cinco primeros meses del año.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, destacó que los datos de ejecución presupuestaria hasta junio demuestran que "en un año tan complicado" como el actual, el sistema sigue comportándose "positivamente". "El sistema tiene consolidades sus cifras", subrayó.

Granado reiteró que el año acabará como se había previsto, con un "cierto superávit", a pesar de las dificultades económicas. "Vamos a seguir abonando nuestras prestaciones sin ninguna dificultad y haciendo que las personas que reciben rentas del sistema de la Seguridad Social se conviertan, en una situación de crisis económica, no en personas vulnerables, sino incluso en personas que ayudan a sus familias a superar los momentos más difíciles", enfatizó.

En términos de caja, las operaciones no financierasde la Seguridad Social hasta junio se concretaron en una recaudación líquida de 58.080,5 millones de euros, con un descenso del 2,9% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos se incrementaron un 8,7%, hasta 48.558,2 millones de euros.

Del volumen total de ingresos, el 91,12% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, y el 8,88% restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Por su parte, el 92,14% de los pagos fue realizado por las entidades gestoras y el 7,68%, por las mutuas.

LOS INGRESOS POR COTIZACIONES BAJAN UN 2,3%

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron en los seis primeros meses del año un total de 52.794,5 millones de euros, un 2,3% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La mayor parte de los ingresos por cotizaciones correspondieron al Régimen General, el más numeroso del sistema, con un montante de 37.366,6 millones de euros, un 5,3% menos. En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se recaudaron 5.329,9 millones (-0,2%), mientras que los ingresos por cotizaciones en el Régimen Especial Agrario (REASS) alcanzaron los 468 millones de euros, con un descenso del 11% respecto a los seis primeros meses de 2008.

El Régimen Especial de Empleados de Hogar aportó 265,1 millones en cotizaciones, un 9,1% más, el del Mar recaudó 141,9 millones de euros (-5,1%) y el del Carbón ingresó 97,6 millones de euros (+2,1%). Por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se recaudaron 3.547,4 millones de euros (-15,4%) y por cuotas de desempleados, 5.577,7 millones de euros (+38,9%).

En el conjunto del año, la Seguridad Social prevé ingresar un total de 112.436,6 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representaban a finales de junio el 46,9% de lo previsto para todo 2009.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron casi 5.931,7 millones de euros hasta junio, lo que representa una caída interanual del 0,7%, que Trabajo achacó al reconocimiento anticipado, en igual periodo de 2008, de las aportaciones recibidas del Estado para la financiación del nivel no contributivo.

MÁS DE 42.000 MILLONES PARA PENSIONES CONTRIBUTIVAS


En el capítulo de gastos, los pagos por prestaciones económicas a familias e instituciones ascendieron a 44.102,05 millones de euros en los seis primeros meses del presente ejercicio.

De este montante, la mayor partida, 42.327,07 millones de euros, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento del 6,8%.

Dentro del sistema contributivo, se destinaron algo más de 38.368 millones de euros al pago de las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares), lo que supone un 6,7% más.

El gasto en incapacidad temporal (IT) fue de 2.572,9 millones de euros, con un aumento interanual del 6,8%, mientras que a prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se dedicaron 1.105,9 millones de euros hasta junio, un 9% más.

A finales de junio, las pensiones y prestaciones no contributivas registraron un importe de 1.774,9 millones de euros, con un crecimiento interanual del 5,3%, de los que casi 630,5 millones de euros correspondieron a prestaciones familiares (+6,9%).