El superávit comercial de China entre los meses de enero y julio alcanzó los 123.720 millones de dólares (82.319 millones de euros), lo que supone una caída de 9,6% respecto al dato del mismo período de 2007. Según informó hoy la Administración General de Aduanas de China, las exportaciones crecieron un 22,6% hasta los 802.900 millones de dólares (534.500 millones de euros) pero quedaron ampliamente superadas por el ascenso de las importaciones. Así, las compras de China al exterior se dispararon un 31,1%, acumulando un valor total de 679.200 millones de dólares (452.200 millones de euros). El volumen total de negocio comercial del gigante asiático en los siete primeros meses del año suma ya más de 1,48 billones de dólares (985.000 millones de euros), un 26,4% más que el registrado entre enero y julio de 2007.